Páginas

domingo, 27 de enero de 2008

Omisión


Invariablemente hablar con verdad es lo que hace que una relación de cualquier tipo fructifique: entre amigos, entre padres e hijos, entre hermanos, en la pareja. Cuando la mentira se cuela las consecuencias suelen no ser muy buenas, por ello la mentira ha sido catalogada como un mal muy grande. Pero ¿qué hay de las omisiones?... sí! de cuando hay algo qué decir y simplemente no se dice. ¿No es acaso también un grave error? Pienso que la omisión lleva en sí misma un código de malicia pues surge precisamente de la intención de "no decir", de "ocultar" dando cualquier justificación que se quiera, incluso el no querer lastimar. Concuerdo con que mentira y omisión son no verdad, la mentira te tiene en un mundo artificial, la omisión ni siquiera te crea uno.


2 comentarios:

inalcanzable dijo...

a veces la omicion esta basada en el miedo..en el miedo a decir totalmente la verdad...
mas hay momentos en que en la verdad puede ser solo nuestra verdad y se convierte en intimidad...
omitir.. es no verdad..
a veces es guardar un trozo de uno..

AHEO dijo...

Cierto... parece que fuí algo radical. Entonces vale apuntar que procuremos seleccionar aquello que se hace necesario decir en determinada situación y lo que no. En cuanto al miedo, alguna frase decía "susto es a reacción como miedo es a imaginación".
Gracias Inalcanzable.