Páginas

domingo, 13 de enero de 2008

Ofrezco...


Ultimamente una idea revolotea en mi mente: cuando se busca a alguien para amar, generalmente pensamos en alguien que nos haga compañía, que nos mime, que nos apoye, que nos acaricie, que nos abraze, que nos... que nos... que nos...

Pero acaso no sería conveniente también comentar que necesitamos a alguien a quien acompañar, a quien mimar, a quien apoyar, a quien acariciar, a quien abrazar... no? Sí, abrazar como lo hace la noche al azul del cielo, abrigar con amor como lo hacen las nubes nocturnas y calladas a la luna...

¿Qué es lo que ofrecemos nosotros? ... Creo que hay que cambiar un poco la perspectiva.

1 comentario:

junio18 dijo...

“Ofrecer sin esperar recompensa a cambio…..” Ofrezcamos siempre lo que estemos dispuestos a recibir.