Páginas

jueves, 10 de julio de 2008

Natural


... te miré una vez más... tu ojos de abismo y anocher absorben cada una de las preguntas que pudieran existir sobre tí, te sé lo suficiente... pero al mismo tiempo nada sé, debido a lo cambiante de cada día, es más, de cada momento...


Pero tengo una certeza que encierra a otras tantas: ... igual que los rayos del sol y el agua, inigualable por cierto, nutre cada una de las ramas que tengo, intento nutrirte... ternurarte... porque en cada uno de los rincones de la sabia madre naturaleza todo, todo está conjugado... evidentemente necesito de las hojas prendadas a mí, que cuando dejan de estarlo caen y se vuelven parte del suelo que también me nutre... pasado...
o vuelan cayendo a otros suelos, volviéndose alimento para quien lo desee...

Así, naturalmente mi espíritu se encuentra conectado a otros... al tuyo sin dudarlo... y te miro, mientras seguramente la sonrisa que llevas es porque lo has escuchado en mi mirada y sobre todo en mis silencios.


PD. Al menguante que eres cuando sonríes.
AHEO

2 comentarios:

EDITH dijo...

NO.. SI YO ESTOY..A VECES PARECE QUE NO.. PERO ESTOY CREEME.. A VECES ME SUMERJO EN MIS REFLEXIONES MAS TRACENDENTALES.. PORQUE ME HE DADO CUENTA QUE NO LO HE HECHO ESTOS DIAS.. HACE TIEMPO
UN BESO.. SEÑORITA ALMA..
SE LE QUIERE..
A PROPOSITO..
¿COMO VA CON EL CULTIVO DE LA SEMILLA?..
IMAGINO QUE BIEN.. ESPERO VER PRONTO FRUTOS..
ES DURA ESA ROCA..
PERO SI.. DA FRUTOS..

AHEO dijo...

... pues la semilla dió un tierno brote... me queda el camino de alimentarle igual con ternuras, sé que es roca pero yo intento ser agua... gota a gota... Un abrazo