Páginas

sábado, 15 de noviembre de 2008

Café...


Haciendo introspección,

entro en el café

del deseo

y sediento te pido.


Servido caliente,

intento beberte sorbo a

sorbo,

consiguiendo así casi no quemarme.

Más tarde, lo siento, volveré a pedir una

segunda ronda de

ti.


Fotografía y texto
Francesc Picas "A Ultramar"


Las rondas necesarias pediría para impregnar mi espíritu de tu sabor... y entre cada ronda alguna melodía.

AHEO

3 comentarios:

@Patrulich dijo...

Ese café del deseo promete... segundas y terceras rondas, por qué no?
Cuidado con quemarte! jaja!
Un beso, preciosa!

Antiqva dijo...

Cefe, deseo, persona amada... Bellisima conjuncion.

Y es que la vida, realmente, es sencilla.

Un abrazo, amiga

Marinel dijo...

A pequeños sorbos, sin quemarse,pero sintiéndolo caliente...frío, no es deseo...
¡Otra ronda por favor!
Muy bonito y sugerente Haydeé.
Besos.