Páginas

viernes, 21 de noviembre de 2008

Florecer


-Pero, ¿porqué no dejas que florezca?


-Porque no hay jardín... no hay lugar para plantarlo.


-Pero está creciendo en el tuyo... basta el jardín propio, no tiene que estar forzosamente en otro jardín


-No. Se trata de que se riegue en otro, con una regadera propia.


-¿Por eso no lo riegas? porque no está en ese otro jardín?


- ... ...


-El hecho de que no haya un lugar en el jardín en el que pensabas plantarlo, no le condena a morir. Es mejor vivirlo, desde el propio corazón, sentirlo y no negarle la posibilidad de florecer magníficamente... después, quizá muera o se transforme, pero habrá vivido un ciclo, como todo en esta vida.


-Quizá lo digas porque no has visto la agonía de lo que se queda en el jardín sin trasplantarse.


-Te equivocas, lo he sentido. Desde entonces he dejado florecer lo que haya que dejar florecer.


- ... ...


- Por ejemplo ahora mismo, debo regresar con esta plantita porque ya veo que no hay espacio en tu jardín, no quiero que muera sin haber florecido.


AHEO

1 comentario:

EDITH dijo...

me encanto el texto..
hoy pensaba lo mismo.. pero usando la metafora de la estela en el mar.. ¿porque hay semillas que se quedan mas tiempo en nosotros o florecen mas de una vez?.
cada flor o cada semilla tiene, eso si,una unica etapa de germinacion.. y el tiempo , es distinto para cada una.. al igual que cada semilla requiere mas o menos alimentos para florecer...

exelente texto..
maravilloso