Páginas

lunes, 11 de agosto de 2008

Matinal

El amanecer surge al iniciar la apertura de nuestros ojos... tuyos y míos... no en un mismo espacio, sí en un mismo tiempo... no es egoísta decirlo, es que ese amanecer no es de todos sino mío... tuyo... no es el inicio o el final... sino el finalinicio de un nuevo ciclo, pequeño y como tal debemos capturarlo...
Hoy te miro porque así lo quiero y quiero decírtelo... hoy te miro desde cada palabra porque en cada una hay de mí como en las tuyas hay de tí... no necesito en realidad más que saberte presente... no pasado ni futuro... p r e s e n t e.

Ya de mañana, desearé que la energía y el amor de nuestra amada vida colme tu corazón y por añadidura tus pasos, cada uno; que el rocío refresque tu espíritu para recibir la nueva oportunidad de compartirte conmigo y con otros pero sobre todo con la vida misma; que los rayos del sol acaricien tu piel y la impregnen de calidez para que abrige tu espíritu y en cada abrazo puedas compartirla.

Al trino de las aves con alas desplegadas doy gracias por mirarte cada mañana, no en un mismo espacio, sí en un mismo tiempo... nuestro tiempo.
AHEO

2 comentarios:

junio 18 dijo...

cuanta verdad en tus letras, cuanta verdad en tus palabras, cuanta verdad en tu sentir...
y sin embargo, la verdad, es que se siente un dejo de tristeza.

No des paso con ella, procura dejarla, encargarla u olvidarla.

Que tus palabras corran como rayos de sol.

Emig dijo...

No sé si decir que escribes o mejor, que acaricias al mismo tiempo que escribes las palabras.
Muy bonito.

Un beso