Páginas

viernes, 27 de junio de 2008

Luces


Hace tanto que no miraba las estrellas... ayer después de reflexionar una vez más sobre una pregunta hecha por un amado espíritu, salí al jardín y miré hacia arriba... como siempre ahí han estado para aliviar mi dolor o para alegrar con la luz destellante mis días... pero hacía mucho que no las miraba...

Inmediatamente suspiré... y pensé en el pasado... mi pasado, ése que a veces parecía un grillete atando mi tobillo y del que después descubrí la llave dentro de mí, como todo, el tiempo me la mostró... ese suspiro me hizo reconocer que estoy aquí viviendo y que cada uno de los momentos que me construyeron que gracias a mi contribución así fué, valieron la pena... ahora soy una especie de mezcla entre calor, color y cristal escarchado... me gusta.

Esas luces me lo recuerdan y me dan también la esperanza de los sueños, que desde el suelo se aprecian lejanos, pero al abrir el corazón al universo y en complicidad con él se pueden alcanzar.
AHEO

2 comentarios:

Emig dijo...

"Tus palabras animan la existencia de las mías" Eso que acabo de leer, me ha hecho olvidar mis otras palabras que al pinchar iba a decirte. Es muy bello lo que dices en esa frase. Me siento hermosamente responsable de que así sea, que mis palabras animen como dices...
Tienes un blog que me ha gustado. Gracias a tu visita he podido conocerte y esto es importante. Me gusta cómo escribes, los vocablos que utilizas, pues hablas mucho de lo que no se ve con los ojos físicos, que a la vez, va más allá de lo que sentimos y percibimos con los cinco sentidos. Voy a leerte y animarte con mis palabras. Creo que también tú, con las tuyas, haces un efecto en mí parecido...
Me encanta tu descripción de la llave dentro de mi. Admiro cuando se habla del interior tan coloquialmente como de otra cosa. Tus palabras finales que hablan del corazón al universo y la complicidad, hablan de una cercanía entre lo que somos que sabemos y lo que somos que sabremos, que me gusta.
Gracias de verdad. Creo que todos buscamos lo mismo. Cada cual lo llama de una forma y, encontrarse en el camino siendo caminantes, es apreciar el sendero, porque soñar no es dormir, quizás sea despertar, cuando acompasados al tiempo abrimos los ojos.
Un muy cordial saludo!

EDITH dijo...

SIN DUDA..
AMIGA MIA..
LOS SUEÑOS SON LO QUE MANTIENE VIVA AQUELLA LLAMA INTERNA..
ESAS CERILLAS..
SIEMPRE ME HE PREGUNTADO PORQUE DIOS NOS A DADO ESA CAPACIDD DE LEVANTARNOS SOBRE EL MUNDO TERRENAL Y VOLAR..

SOLO..
LOS QUE SUEÑAN ALCANZAN EL CIELO..
SE SABEN PARTE DE EL..
LO HAN ...SENTIDO...
ANTES DE VIVENCIARLO..


UNNNNN BESOTEEE