Páginas

sábado, 23 de febrero de 2008

Vendaje


No cabe duda: nada es como te lo imaginas, de hecho jamás es cuando usas la imaginación para detenerte...creo que tiene que ver con aquello que leía de las ideas anticipadas o prejuiciosas que hacemos de los demás.. de cualquiera.


Una vez más lo he hecho y nuevamente viene la bofetada de la sorpresa...¿cómo fué que me consideré inadecuada?...¿cómo fué que decidí otra vez no intentarlo?... "¡Intereses opuestos!" ésa es mi respuesta... y un "mejor" invade mis ironías...

...

...

...

Sorpresas evidentemente, sorpresas inevitables cuando otorgas cualidades a situaciones que aún no compruebas ni las sabes existentes y así, voluntariamente, usas una cinta para cubrir tus ojos, ya polveada por supuesto porque ansiosa te ha estado esperando todo el tiempo, ha aguardado ese momento en el que débil has caído y has prejuzgado...

¡¿Qué decir?! ... ni siquiera un enojo ante lo cierto... lo que sabes cierto: la segura sorpresa.

1 comentario:

EDITH dijo...

a veces lso perjuicios no ayudan... ni los que tenemos hacia los demas.. ni hcia nosotros mismos..
la vida va tomando su curso.. y a veces creo que hay alguien q nos guia siempre los pasos..
sabes..me gusta como escribes.. y me gusta mucho.. he leido tus escritos y reflejas una madurez.. que no pense encontrar.. por ahi..
p.d:
me gusta que lo quieras.. pero no lo malcries.. ,