Páginas

lunes, 22 de diciembre de 2008

Reloj



- Tus palabras me hieren...

- Creo que no son mis palabras, sino esas palabras.

- ...

- Sí, dichas por quien sea, esas palabras te hieren... porque pensándolo bien eres tú quien le da a las palabras la facultad de herir...

- Cierto... ¿entonces?

- Pienso que sería bueno buscaras cuál es esa herida, en la que aún abierta, esas palabras se incrustan...

- Ha pasado mucho tiempo, ¡las heridas debieron sanar!

- Pero el tiempo no se mide con el reloj externo del devenir sino con el propio, para el que por cierto, cada uno decide cuando las manecillas empiezan a caminar...


AHEO

7 comentarios:

Marinel dijo...

Nada más cierto,Haydeé...
Es el reloj interno al que debemos dar cuerda cuando nos sintamos con fuerzas para ello...
Nunca antes.
Breve y conciso,pero significativo...
Felices fiestas y un 2009 espectacular te deseo.
Besos.

Marcelo Dance dijo...

Por lo general, el tiempo que marca el reloj interno suele ser mucho mas impío que el tiempo real...
Las heridas tardan más en sanar, pero tarde o temprano, sanan...
Te dejo un Beso Grande Haydeé y que pases una Muy Feliz Navidad!!!

Antiqva dijo...

Amiga, tu cuento quedo bellisimo en el blog de nuestra amiga Natacha...

Felices dias, amiga

Antiqva dijo...

Vaya, no habia reparado en que no habia leido estas bellisimas ideas sobre el tiempo, las heridas y los relojes...

Bueno, pues aprovechemos para enviarte otro abrazo...

Ja,ja,ja

Emig dijo...

"Cuando a latidos nos hablamos al oído..."

De hecho, ni el tiempo ni la distancia debe medirse, pues medir la continuidad del orden natural de las cosas es vivir ese orden, sito en el presente...

Estas son palabras desde las sin palabras...

Un fuerte abrazo y un beso...

Emig

@Patrulich dijo...

Querida Haydée, cuando las manecillas empiezan a caminar... qué bonito! Así será, así debe ser, cielo!

Da cuerda a tu propio reloj, que es valiosísimo y sólo vos podés curar esas heridas, con el correcto tic tac que te haga vivir plenamente!

Un beso enorme, preciosa. Felicidades te deseo desde mi corazón.

AHEO dijo...

Cierto Marinel, cuando sintamos fuerzas y creo que ese momento nos lo da el querer seguir avanzando... igual te deseo un muy feliz 2009. Besos

Las heridas sanan sí, es cuestión de ayudar a que cierren, un beso también para tí Marcelo

Gracias Antiqva , una alegría que te haya gustado el relato y el post. Pues muchos abrazos para tí también amigo.

"El orden natural de las cosas"... ¡pues a vivir el presente! Un abrazo Emig

Patru eso del "correcto tic tac" me ha gustado, y que otro podría ser que el que sale del alma. Un abrazo.

A todos, un fuerte abrazo y un beso muy grande, que el 2009 que ya se asoma les sonría desde su entrada... lo mejor hoy y siempre a ustedes y los suyos.
Haydeé :)